viernes, 8 de octubre de 2010

Un caso grave de rayas

Autor: David Shannon
Datos biográficos: Nacido en 1959 en Washington, este autor e ilustrador se  ha distinguido por sus curiosas ilustraciones.  En el año 1983 obtuvo su diploma de estudios del Art Center Collage of Design .  Este amante del béisbol, la guitarra y la pesca ha sido galardonado con numerosos y grandes premios dentro de la literatura infantil.  Actualmente reside en Los Angeles con sus esposa e hija.
Ilustrador: David Shannon & Kathleen Westray
Traductor: Desconocido
ISBN: 0-439-40986-1
Género: Libro ilustrado
Casa editora: Scholastic, Inc.
Cuidad: Broadway, New York
Año: 1998
Temas: Autoestima, Confianza en sí mismo
Nivel: Primario
Datos adicionales: Primera edición de Scholastic, Inc. en 2002.
Referencia: Shannon, D. (1998). Un caso grave de rayas. New York: Scholastic, Inc. ISBN: 0-439-40986-1.

Resumen:
            Un caso grave de rayas es la historia de Camila Flan, una niña a la cual le encantaban las habas, pero nunca se las comía ya que a ninguno de sus amigos le gustan.  Una mañana Camila se levantó cubierta de rayas.  El Dr. Falla fue hasta su casa para verificar a Camila, le recetó un ungüento y se fue.  Al otro día Camila fue a su escuela y al honrar la bandera comenzó a llenarse de líneas y estrellas.  En el salón, casa vez que algún niño mencionaba un color, una parte del cuerpo de Camila se pintaba de ese color.  Al siguiente día los doctores Tiento, Cubo, Tieso y Chau visitaron a Camila para verificarla nuevamente.  Cada doctor le recetó algo diferente.  Esa noche Camila se tomó todas las medicinas por lo que a la siguiente mañana despertó con forma de pastilla.  Sus padres estaban espantados por lo que llamaron a otros médicos para que la visitaran.  Incluso, los noticiarios acamparon frente a casa de Camila para cubrir esa extraña noticia.  Esa noche Camila se había convertido en las paredes de su cuarto, todos estaban histéricos y espantados hasta que la salvación de Camila llegó.  Una viejita llegó a su casa y le dio unas ricas habas a Camila, las cuales la curaron de todos sus males.
            Uno de los aspectos favoritos para mi sobre este cuento es que Camila nunca dejó de creer en sí misma y, a pesar de todo lo que le sucedió, ella continuó comiendo todas las habas que quería sin importar qué dijeran los demás.  Esta debe ser la moraleja de esta historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario